Inicio Noticias del Dolar El Dólar en Colombia seguirá en 2013 entre los $1.700 y los...

El Dólar en Colombia seguirá en 2013 entre los $1.700 y los $1.800

19
0
Compartir

Un camino difícil y tortuoso le espera al dólar durante el 2013. La tasa de cambio no estará exenta de fuertes presiones en el mercado, ya que existen factores claves que no permitirán que el billete verde se recupere, por lo menos en el corto plazo.

Entre esos factores figura la crisis fiscal de Estados Unidos —que pese al acuerdo político logrado por el presidente Obama, no está resuelta del todo— a lo cual se añade la avalancha de inversión extranjera que se prevé continuará llegando a Colombia en los próximos 12 meses. 

El año pasado los capitales foráneos que ingresaron al país sumaron US$15.480 millones, de ellos US$12.800 millones para explotaciones petrolero-mineras. El resto correspondió al comercio y a negocios financieros.

De acuerdo con el analista cambiario de Corficolombiana, Luis Ómar Herrera, “la fuerte política expansiva estadounidense implica una inyección mensual de US$85.000 millones a la economía, lo cual generará una mayor depreciación del dólar a escala internacional”.

Todo lo anterior juega a favor de un peso fortalecido. 

De hecho, entre el 1 de enero del 2012 y el 5 de enero del 2013, la divisa ha perdido $175 y si se compara frente a la tasa promedio del año 2005 el retroceso es de $520. Por ello, la revaluación del peso ya alcanzó un nivel récord de 9,45 % en los últimos doce meses.

Herrera le apuesta a un dólar entre $1750 y $1770, mientras Daniel Velandia, jefe de estudios económicos de la firma Correval estima que esa moneda en el primer semestre “debería tener tasas que promedien los niveles actuales, es decir, entre $1750 y $1760”, e incluso bajar hasta los $1730.

Ante tal coyuntura, los analistas coinciden en que una Tasa Representativa del Mercado, TRM, de $1800 estará lejana, por lo menos hasta finales del 2013.

Velandia considera que incluso la reforma tributaria, que entró en vigencia desde el 1 de enero, es otra de las razones que jugará en contra del dólar, ya que al reducirse el impuesto sobre la renta a los portafolios extranjeros (de 33 % a 14 %) para invertir en el mercado de deuda pública (Titulos de Tesorería, TES y otros), eso implicará un necesario descenso de la tasa de cambio.

Y aunque el Banco de la República haya bajado su tasa de interés al 4,25 % en su última reunión del 2012, el mercado colombiano sigue siendo atractivo para los inversionistas.

Y esa ‘lluvia’ de más recursos extranjeros podría, según Herrera, precipitar la divisa hacia $1725 en los primeros seis meses del 2013.

Esa misma visión la comparte Juana Téllez, economista en jefe del banco Bbva, al señalar que “el 2013 será complicado para el dólar por cuenta de la mayor inversión extranjera”, a pesar lo cual le apunta a una tasa de $1775.

Más cábalas

Daniel Niño, consultor y ex jefe de investigaciones económicas de Bancolombia, estima que las lecturas dadas frente a la actuación del Gobierno, permiten deducir que las perspectivas del dólar no cambiarán mucho en el 2013.

En su concepto el Gobierno no le apostó a una tasa más alta al finalizar el año pasado, tal como lo había hecho en otras épocas, debido al desgaste político que implicaba el tema de la revaluación.

Por ello, anotó, permitió paradójicamente que el dólar finalizara en un promedio muy bajo para entrar en el 2013, “para que el debate en los próximos meses no sea tan intenso”.

Bajo tales circunstancias, Niño calcula que si la situación europea y estadounidense se estabiliza, el dólar podría subir hasta los $1810 en Colombia. Sin embargo, otros analistas estiman que existe la posibilidad de que la administración Santos traiga al país parte de las ganancias de Ecopetrol, como una forma de enfrentar el déficit fiscal, que es hoy del 2,4 % del Producto Interno Bruto, PIB. Es decir, de unos $16 billones.

Riesgos y amenazas 

Para el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, “los nuevos flujos de capital externo no son malos”, ya que son una demostración de apoyo al manejo económico colombiano.

Sin embargo, los exportadores colombianos —precisamente en momentos en que Colombia tiene en marcha nuevos tratados comerciales— señalan que su situación no es muy ventajosa en la actual coyuntura.

Todo ello, señala Javier Diaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, porque “un dólar debilitado significa menores ingresos para las empresas que venden sus productos en el exterior” y por lo tanto es complicado hacer presupuestos sobre una determinada tasa de cambio.

Los industriales agremiados en la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, también están preocupados por el bajonazo que registra la divisa y el poco margen de maniobra demostrado por el Gobierno para atajar la revaluación.

Por otra parte, Sergio Clavijo, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, ha advertido que “el país ya está sufriendo los efectos de la enfermedad holandesa”, un fenómeno que consiste en depender exclusivamente de las exportaciones minero-petroleras, en detrimento de la industria y el agro.

Otro de los riesgos es que lleguen al país nuevas vertientes de los llamados ‘capitales golondrina’ y que los mismos en vez de contribuir a la economía, impliquen un desgaste para el sistema financiero.

Como están las cosas, el panorama no es muy claro para la moneda estadounidense para los próximos 358 días, ya que los vientos de crisis, especialmente en Europa, aún no han desaparecido.

¿Qué dice el Banrepública? 

Analistas y consultores coinciden en que no hay una fórmula ‘mágica’ para atajar la revaluación del peso. Sin embargo, proponen que el Banco de la República sea más agresivo este año en sus compras de dólares para impulsar la tasa. Hoy, esas compras —que van hasta marzo— son de US$20 millones diarios.

El gerente del Emisor, José Darío Uribe, responde que lo ideal sería una tasa de cambio devaluada, pero recalca que predecir lo qué va a pasar con el dólar “es un imposible”.

En el 2012 el banco compró dólares por cerca de US$4.800 millones.

Frente a ello, el analista Daniel Velandia señala que “si el Emisor eleva esas compras, la tasa podría lograr una mayor estabilidad”. Sin embargo, aclara que ese nivel de compras no podría ser de US$500 millones diarios —como pasa en Perú— ya que la economía de ese país está semidolarizada y por lo tanto allá su impacto es mayor.

Fuente: http://www.elpais.com.co/elpais/economia/noticias/dolar-seguira-entre-1700-y-1800-2013

Comentarios

commentarios