Inicio Colombia El Banco de la República no está frenando la economía Colombiana

El Banco de la República no está frenando la economía Colombiana

250
0

El Banco de la República no está frenando la economía Colombiana

El Banco de la República tiene el ojo puesto en los comportamientos internos y externos de la economía, el emisor ya ha advertido que si hay que recurrir a nuevas medidas de choque para frenar la inflación aportaría por la vía de ajuste en los tipos de interés.

Juan José Echavarría, codirector del Banco de la República, indica que si bien hay medidas que le generan ampolla al empresariado, es bueno recordar que el Emisor tiene una tarea constitucional que defender y aclaró que con el último ajuste en los intereses o con los que vengan, si se hace necesario, no se va a acabar con Colombia ni con su sector real.

Echavarría apuesta a un crecimiento sostenido de la economía por un periodo de 10 ó 15 años, pero única y exclusivamente si se hacen los ajustes del caso y si hay disciplina en el Gobierno, en el sector privado y en los hogares, obviamente con una acertada mirada de todos los indicadores por parte del Emisor.

El codirector del Banco expresó que tal y como van las cosas es muy difícil que venga una recesión en América Latina con cargo a la compleja situación en Europa porque posiblemente lo peor ya pasó, pero recalcó que Europa sigue con enredos fiscales y financieros, lo que hace que vengan tan malas noticias de ese continente.

Tasas e inflación en Colombia

Echavarría considera que la teoría de los gremios, en el sentido de que se puede crecer más de los índices tradicionales sin generar inflación, es eventualmente válida, pero argumentó que la Junta Directiva del Banco vive en función de mirar hacia adelante porque si bien el mundo ha cambiado en términos económicos y de comercio, hay un factor que caracteriza a Colombia y es que cada vez que hay crecimiento, se sube la inflación.

“Aquí hay asuntos por revisar y tiene que ver con la caída en la demanda, el crecimiento del PIB, el elevado precio de algunos activos, el alto nivel de endeudamiento y el alza en la inflación. Hoy tenemos una tasa real del 1,3 por ciento, situación que resulta favorable, luego hay que aclarar que el Banco no está frenando la economía”, declaró.

Para Echavarría, el Emisor está subiendo tasas poco a poco y con pausas para que la fiesta no se recaliente y no se experimenten guayabos dolorosos. El Banco no tiene la verdad revelada e indicó que afortunadamente a la Junta no le ha ido mal. Precisó que hubo un momento complicado cuando el Prestamista de Primera Instancia subió la tasa al diez por ciento por el momento de fuerte demanda y de gran presión inflacionaria.

¿Y la opinión respecto al Dólar?

Para Echavarría, si bien a la Junta le interesa el asunto del precio del dólar y todas sus implicaciones competitivas, es bueno precisar que el Banco no tiene objetivos cambiarios.

Respecto al comportamiento del dólar, recuerda dos escenarios, el bajonazo de las tasas entre 2006 y 2007 y la decisión de subir los intereses en el momento más crítico de la economía, cuando en 1999 el Banco subió tasas para evitar dos efectos. Uno que el dólar se fuera por encima de los límites de la banda y, dos, que la medida frenara una posible decisión de salida de capital.

“El pasado nos enseñó que no es bueno tener una banda cambiaria ni un objetivo cambiario, ahora si la situación del dólar es tan apremiante acudimos a herramientas como la intervención del mercado, lo cual ayuda”, explicó.

Echavarría afirma que el Banco de la República maneja una tasa de interés como varios objetivos pues allí convergen la inflación, el PIB, el ciclo, las burbujas, la tasa de cambio, pero reiteró que el objetivo central del Emisor es defender una baja inflación y propender por un adecuado ciclo económico. Explica que el Emisor realiza una tarea exigente revisando el mundo, la inflación, el mercado interno y otras variables. Revela que la situación es tan compleja en materia de decisiones que muchas veces la Junta Directiva se reúne sin saber que determinación tomar.

“Uno trata de tomar la mejor decisión, pero es difícil porque por lo general hay muchas cosas en juego”.

Si bien el factor crecimiento dependerá en gran medida del trabajo que se haga en educación, infraestructura y los oficios del sector privado, entre tantas opciones, el Banco de la República sí puede garantizar un crecimiento del cinco por ciento permanente y dejar todo listo para los próximos 25 años cuando otros factores indexarán la dinámica del crecimiento.

Comentarios

commentarios